Visitar Chefchaouen

¿Cómo llegar?

La única manera de llegar es por carretera. No hay trenes ni aeropuerto cercano. Si tenéis coche alquilado perfecto, sino la opción más barata y cómoda es el autobús desde ciudades como Tanger, Tetúan o Fez (3 horas de viaje).

Ojo porque si quieres visitar la ciudad en temporada alta es posible que te encuentres con billetes de autobús agotados y te verás obligado a pagar más e ir apretujado en un Grand Taxi. Si estás pensando en ir a Chefchaouen recomiendo ir a una estación de CTM sólo pisar Marruecos y comprar tu billete para llegar y para salir de la ciudad.

Si llegáis en autobús, tendréis que coger un taxi hasta la medina o caminar media hora.

¿Qué ver?

Es un pueblo bastante grande pero las famosas calles azules están únicamente dentro de la Medina.

Puedes pasarte horas callejeando por la Medina, con las típicas coloridas tiendas de especias, jabones, perfumes, alfombras, zapatos, artesanía…

Algunas calles están llenas de comercios y otras solitarias pero todas con el azul característico de la ciudad. Cuanto más te alejes de la Plaza y te muevas hacia la parte alta de la Medina más vida autóctona encontrarás. En la parte alta de la Medina hay una Muralla y varios miradores.

Es una ciudad muy segura, así que puedes callejear por cualquier sitio que no pasa absolutamente nada.

La Plaza Uta el Hamman ejerce de centro neurálgico de la Medina está llena de restaurantes con terraza y tiendas.

En la misma plaza se encuentra el Kasbah, una fortaleza amurallada construida a finales del siglo XVII. Los jardines son bonitos y tiene una torre desde donde hay buenas vistas de la ciudad.

Al noreste de la ciudad se encuentra Ras el Maa, una zona de cafés al lado del río justo a la entrada de la Medina.

Otra de las cosas típicas que hay para hacer es, desde Ras el Maa, subir a la Mezquita del Español para ver la puesta de sol.

Chefchaouen
Chefchaouen

¿Dónde alojarse?

Yo recomiendo alojarse en Dar Dadicilef. Es un Riad muy bonito, todo pintado de azul, con una terraza tanto en la planta baja como en la azotea. El trato es muy bueno y el desayuno excelente. Está ubicado en una tranquila callejuela sin salida al lado del zoco, en la parte baja de la Medina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *